Ecomensajeros Ecomensajeros

La contaminación en el transporte por carretera

El transporte por carretera es uno de los principales causantes de la contaminación acústica y ambiental que nos afecta. Dentro de los principales problemas generados por el transporte encontramos el ruido, las partículas emitidas al aire,  los óxidos de nitratos y el dióxido de carbono.

Ruido

Uno de los contaminantes que nos afectan en nuestro día a día y un problema de salud en ciertas zonas. Aunque el vehículo eléctrico se plantea como una solución efectiva a este problema la desmotorización de las ciudades es algo fundamental no sólo por el ruido de los motores , el rozamiento con aire y el rodamiento con el asfalto, por lo que es necesaria una reducción en la velocidad del tráfico como solución . Entre 1-10 db de ruido por cada 10 km/h.

Partículas 

Estas partículas tienen un origen natural, como es el caso del polvo sahariano que afecta en ocasiones al sureste peninsular y otras derivadas de las actividades del hombre entre ellas el tráfico.

Debido al tráfico se produce la emisión a la atmósfera de pequeñas partículas por el efecto de la abrasión de los frenos, el rodamiento de los neumáticos sobre el asfalto y otras partículas por la evaporación del combustible del tanque del vehículo. Dentro del combustible hay componentes orgánicos que son precursores del ozono que queda a nivel de suelo y puede afectar negativamente a nuestra salud respiratoria.

En ciertas calles que soporten un tráfico continuo estas partículas quedan en suspensión  de manera continua creando un túnel de partículas.

Óxidos de nitrógeno. NOX

La unión europea ha puesto su foco en los NOx, dentro de estos el NO2 es el que presenta una mayor peligrosidad por las consecuencias que este compuesto provoca. Por una parte de su descomposición se genera ozono que queda en superficie y por otro lado contaminantes acidificantes y eutrofizantes susceptibles de contaminar el agua.

A pesar de estas políticas las principales ciudades incumplen los límites impuestos por las directrices europeas generando problemas de salud y medioambiente.

Hay otros componentes no regulados como el amoniaco que se emplea en ciertos catalizadores a través de la urea y recientemente el NO2 ha sido regulado por la directiva de calidad en combustibles así como los metales pesados que han desaparecido por la normativa impuesta.

Energía y emisiones de CO2

La normativa obliga a los fabricantes a que la flota media fabricada no supere un límite de g de CO2 por km recorrido y que para el 2020 se establecerá en 95 g CO2/km

Los niveles de CO2 son una medida de eficiencia energética. Del total de energía contenida en el depósito de un vehículo sólo se aprovecha el 18-25% para mover el coche el resto de esa capacidad energética se desprende por efecto del calor, rozamiento y la resistencia del aire, por lo que a la ciencia se le presentan grandes retos para el futuro.

En este punto hay que destacar que el algoritmo fijado para el cálculo de emisiones responde a la suma dos tipos de circuitos uno urbano y otro semiurbano con unos cálculos en base a un tipo de conducción que actualmente está obsoleto por el cambio en nuestra manera de conducir en los últimos años con una velocidad media muy superior y  una conducción más agresiva.

Motorización

En Europa y España la densidad media de vehículos es de 500 vehículos por cada 1.000 habitantes y las ciudades son propicias para intentar reducir su uso y priorizar no motorizados frente a motorizados, los vehículos ligeros y el transporte público.

Extracto de la ponencia ofrecida por el ministerio de medio ambiente dentro de la semana de la movilidad.

Compartir post:

Más Posts

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR